martes, 16 de octubre de 2012

La cultura, esa olvidada

Ahora que nos recuerdan que en Educación estamos a la cola de Europa, aunque al ministro Wert le parezca una estupidez tomar decisiones políticas que traten de paliar este bochorno y prefiera ponerse frente a los micrófonos para regalarnos algunas perlas inolvidables. Ahora que el debate político, especialmente en las comunidades que tienen en unos días elecciones para renovar sus cámaras, se ciñe mayormente a la duda entre independencia o federalismo, como si no existieran problemas de mayor calado social. Ahora que la crisis sigue siendo una constante en nuestras vidas, hay quien se acuerda de la Cultura, así, con mayúsculas. 

Desconozco el caso que le han hecho o la repercusión que ha tenido el artículo que ha publicado hace unos días el actor y director teatral Ramón Barea en El Correo, titulado "¡A por setas, lehendakari, a por setas!", en el que hace una defensa a ultranza de la Cultura y nos recuerda, no solo al futuro presidente vasco sino al conjunto de la población, que la creación no debe ser contemplada exclusivamente como un valor mercantil o de cambio, que también lo es, sino, y sobre todo, como un ejercicio sanador, de rebeldía y okupación, como una realidad que plantea preguntas, invita a la reflexión, abre nuevos caminos y contribuye a la convivencia, tan necesaria en estos tiempos de trastos a la cabeza.

Leyendo su alegato, a uno le da por pensar que todavía quedan por ahí algunos quijotes de lanza en astillero y adarga antigua. ¡Bien hallados sean!




2 comentarios:

  1. ¡Hola! Soy Times Also Paints, he transformado mi blog para arrancar junto a dos compañeras un nuevo espacio para dar a conocer nuestros trabajos en el campo de la Conservación y Restauración. Me encantaría que continuaras siguiéndome y que te guste este cambio. Un abrazo y te doy la bienvenida a TISSUE. Laura.
    http://tissuerestauracion.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Siento que desde tu post el tema haya sido tan deteriorado. Quieren Religión en la escuela, castellanizar a vascos, gallegos y catalanes y recortar todo lo relacionado con cultura, investigación y sabiduría. Menos FAES claro.

    Un saludo y a luchar por conservar la cultura.

    ResponderEliminar